Muchos de los productos que hay en los salones de belleza o “spas” tienen ingredientes que tú puedes conseguir en el súpermercado o en la tienda de la esquina. A continuación te muestro mascarillas que puedes rotar durante la semana, trata de usar una cada segundo día. Esto, para que la piel no se acostumbre al ingrediente, como pasa con los productos “caros” que compramos para combartir el acné.
Planea con tiempo y un buen TIP es el de que cada vez que vayas al súpermercado añadas los ingredientes para que siempre los tengas a la mano en tu regrigerador y te ahorres la ida a la tienda.
Estas mascarillas son para el acné moderado, lo mejor es siempre visitar a algún dermatólogo en caso de que tu caso sea severo.


Mascarilla contra las espinillas
Combina 1/2 taza de fresas, 1 huevo sin yema y 2 cucharaditas de miel (sin pasteurizar de preferencia).

Expertos opinan que la combinación de las fresas con la miel es ideal para combatir al acné. Las fresas contienen caido natural salicílico, este ingrediente ayuda a secar las espinillas. La miel ayuda a acabar con la bacteria que se encuentra en los poros y que causa las espinillas o “puntos negros”.

==========================================================================================

Macarilla contra inflamación y partes rojas
Bate 1 huevo sin la yema para acabar con las partes rojas o espinillas. El huevo reduce lo rojizo e inflamación, y ayuda a tener menos espinillas.

==========================================================================================

Mascarilla para las cicatrices
Mezcla 1/2 taza de papaya con 2 cucharaditas de miel. Esta mascarilla ayudá a aclarar las manchas por el sol o manchas creadas por el acné.

==========================================================================================

Macarilla para la piel grasosa
Combina 2 cucharaditas de yogurt con 1/2 taza de avena en polvo (o tú la puedes cortar), mezclalos hasta que se haga como “pasta”. Esta combinación puede limpiar y tonificar la piel.

=========================================================================================
Paso #1
Mezcla los ingredientes en una licuadora o procesador de comida. Si la receta es de un ingrediente como la del huevo, omite este paso.

Paso #2
Aplica la mezcla en tu rostro y trata de no ponerla muy cerca de los ojos.

Paso #3
Deja la mezcla secar por unos 10 o 20 minutos. Tú la sentiras cuando se ponga seca.

Paso #4
Enjuaga y retira la mascarilla con agua “calientita”. Cuidado de que no te vayas a quemar. Lo mejor es dejarla secar “al aire” para que no dañemos nuestra piel con la toalla.

Amigos espero con todo mi corazón que les sirva estas mascarillas y las pongan en práctica.